Tag Archive | corrientes de aire

Las Orquídeas Dendrobium

Dendrobium Nobile www.orquideasencasa.com

Dendrobium Nobile
www.orquideasencasa.com

Dendrobium

Las orquídeas Dendrobium son un género muy diverso, con más de 1.200 especies adaptadas a diferentes climas y que pueden ser muy diferentes entre ellas.

Las Dendrobium son muy apreciadas por la belleza de sus flores. Son muy decorativas  y con ellas pueden realizarse hermosos conjuntos florales y arreglos de sobremesa. Sus variedades más comunes pueden encontrarse en la mayor parte de las floristerías y tiendas especializadas.

Clasificación botánica

Familia: Orchidaceae

Subfamilia: Epidendroideae

Tribu:  Dendrobieae

Subtribu: Dendrobiinae

Etimología

Su nombre Dendrobium deriva de la palabra griega (δένδρον) dendron que significa “tronco, árbol” y (βιος) Bios que significa “Vida”, es decir, que “viven en los troncos de los árboles”.

Distribución

Estas bellísimas orquídeas son originarias de una amplia zona de Asia que va desde las montanas del Himalaya hasta las islas del Pacifico occidental, pasando por Japón, Tailandia, Borneo, Ceilán, Indonesia, Filipinas, Papúa, Nueva Guinea, Samoa, Tonga, Australia y Nueva Zelanda.

Su hábitat natural

Esta planta es una superviviente por naturaleza. Las Dendrobium están adaptadas a hábitats muy diferentes, como las selvas tropicales, la dureza del desierto australiano, o las frías laderas del Himalaya, a más de 3500m de altura.

Dendrobium Kingianum www.orquideasencasa.com

Dendrobium Kingianum
www.orquideasencasa.com

Como explicábamos, la mayoría de estas orquídeas son epifitas en su hábitat natural, lo que quiere decir que crecen en los troncos y las ramas de los árboles. Se alimentan de los nutrientes que el agua de lluvia arrastra gota a gota por el tronco. Ocasionalmente pueden ser también litófitas, que significa que se desarrollan en las rocas, y muy raramente terrestres.

Sus tallos

La mayoría de estas orquídeas desarrollan fuertes tallos o pseudobulbos cubiertos de una membrana traslucida con pelos blanquecinos (aunque los hay también negros) y que pueden llegar a medir hasta un metro.

Sus hojas

Sus hojas carnosas, que pueden ser caducas o semi-caducas, son de un bonito verde intenso y pueden tener diferentes formas y tamaños, en general lanceolada (en forma de lanza). Crecen a espacios regulares, alternativamente, a lo largo del tronco.

Dendrobium Nobile www.orquideasencasa.com

Dendrobium Nobile
www.orquideasencasa.com

Las orquídeas de hojas caducas, como las Dendrobium Nobile, pierden sus hojas cuando está en periodo de descanso vegetativo que coincide con la llegada del frío. Durante esta época hay que espaciar los riegos al mínimo ya que la planta sobrevive de sus reservas de nutrientes acumuladas en sus pseudobulbos. Al llegar la primavera, si se ha respetado la fase de reposo de la planta, esta va a rebrotar llena de fuerza y producirá raíces y hojas nuevas.

Sus flores

Sus flores son de colores muy diversos y generalmente policromas. Algunas flores sólo duran un día y otras pueden durar hasta ocho meses.

Dendrobium Nobile blanca www.orquideasencasa.com

Dendrobium Nobile blanca
www.orquideasencasa.com

Hay especies que desarrolla sus flores en varas florales que salen directamente de la parte superior de los tallos, como las Dendrobium Phalaenopsis, de flores rosas muy parecidas a las Phalaenopsis; las espectaculares Dendrobium Speciosum con sus largas varas de flores amarillas o las Dendrobium Kingianum de pequeñas flores moradas.

Otras especies desarrollan sus flores directamente desde el tallo principal, agrupadas en ramilletes pequeños opuestas a las hojas, como las Dendrobium Nobile de flores blancas de centro rojo, las Dendrobium Anosmum de color lila y morado, o la colgante Dendrobium Parishii de flores de color morado intenso.

Hay centenares de especies híbridas.

Luminosidad

A esta orquídea le gusta la luz, que la ayudará a crecer y a florecer, no excediendo la sombra de un 40%. Cuando la planta esté en periodo de floración, es recomendable aumentar la intensidad de luz que recibe, sin exponerlas a la luz directa del sol que podría quemar las hojas.

Dendrobium kingianum www.orquideasencasa.com

Dendrobium kingianum
www.orquideasencasa.com

Las Dendrobium que más luz necesitan son las siguientes: Dendrobium Aggregatum, Dendrobium Chrysotoxum, Dendrobium Kingianum, Dendrobium  Discolor, Dendrobium Speciosum, Dendrobium Pierardii

Las Dendrobium que son menos exigentes con la luz son las siguientes: Dendrobium Nobile, Dendrobium Tetragonum, Dendrobium  Unicum, Dendrobium Gracilicaule, Dendrobium Munificum

Temperatura

En general, estas plantas crecen bien en temperaturas de entre 18 y 30°C en verano, aunque pueden soportar temperaturas de hasta  38°C si la humedad y la ventilación son abundantes. En invierno, necesitan un mínimo de 10°C, aunque son capaces de soportar temperaturas de hasta 0ºC. A estas temperaturas tan bajas es posible que nuestra planta pierda sus hojas.

La temperatura media para el periodo de floración es de unos 20ºC. Las Dendrobium necesitan una diferencia de temperatura entre el día y la noche de unos 5° – 10°C.

Ventilación

Como a casi todas las orquídeas, a las Dendrobium les gustan los sitios con buena ventilación, pero no las corrientes de aire seco. No les gustan los sitios cerrados, así que ventilaremos bien la estancia donde coloquemos las orquídeas y vaporizaremos regularmente.

Sustrato

Sustrato para Dendrobium www.orquideasencasa.com

Sustrato para Dendrobium
www.orquideasencasa.com

Las Dendrobium necesitan tener las raíces bien aireadas y no soportan el agua encharcada, por lo que un sustrato especial para orquídeas se hace imprescindible. El sustrato debe drenar el agua de riego a la perfección. En general, el mejor sustrato es el compuesto por corteza de pino de grano medio mezclado con bolitas de arcilla expandida. La mezcla con fibras de coco y carbón vegetal también funciona bien.

Las Dendrobium Cuthbersonii tienen la peculiaridad de que deberán cultivarse sobre un montículo de sphagnum o esfagno, que son musgos comúnmente llamados musgos de turbera.

Humedad y riego

Regaremos abundantemente nuestra Dendrobium cuando el sustrato este prácticamente seco y con agua no calcárea. La mayor parte del año basta con una vez por semana.

Dendrobium Nobile www.orquideasencasa.com

Dendrobium Nobile
www.orquideasencasa.com

Durante el verano, regaremos cada dos o tres días. Cuando haga mucho calor, valorizaremos cada día las raíces con agua destilada, sin mojar el nudo de la hoja, para mantener la humedad. Cuando la planta este echando nuevos brotes, se deberá evitar que el sustrato se seque.

Después del verano, cuando en el hábitat natural de las Dendrobium deja de llover casi completamente, las orquídeas inician un periodo de reposo. En casa, deberemos respetar este periodo de reposo regando muy poquito o casi nada durante al menos dos meses. Será suficiente un riego cada quince días aproximadamente y vaporizaremos las raíces una vez por semana si vemos que el ambiente es muy seco. La planta necesita este reposo en el que los riegos deberán ser mínimos y no deberemos usar fertilizantes hasta la primavera.

Keikis de Dendrobium www.orquideasencasa.com

Keikis de Dendrobium
www.orquideasencasa.com

Cuando veamos que la orquídea desarrolla keikis (hijuelos) en lugar de flores, generalmente significa que la hemos regado demasiado cuando estaba en periodo de reposo. También puede deberse a un golpe de calor excesivo en verano.

La humedad ideal es del 75-80% en verano y del 60-70% en invierno. Deberemos recordar que las Dendrobium, como todas las orquídeas, se deben regar por las mañanas ya que si se quedan húmedas por la noche podrían proliferar los hongos y las plagas. Hay que tener mucho cuidado de que al regar la planta no se queden las raíces encharcadas ya que se pudrirían.

Entre las orquídeas caducas que necesitan un periodo de reposo muy marcado encontramos las siguientes: Dendrobium Jenkinsii, Dendrobium Chrysotoxum, Dendrobium  Pierardii, Dendrobium Aggregatum, Dendrobium  Parishii, Dendrobium  Unicum

Entre las especies con hojas semi caducas y que no necesitas este descanso encontramos las siguientes: Dendrobium Discolor, Dendrobium Bellatulum, Dendrobium Antennatum, Dendrobium  Gracilicaule

Abonado y fertilización

Durante el periodo de reposo no debemos abonar nuestra planta. En primavera y verano deberemos añadir un poco de fertilizante líquido especial para orquídeas cada dos riegos para favorecer la floración. Si no tenemos abono especial, podemos utilizar un fertilizante general balanceado 20-20-20 o cualquier otro fertilizante soluble similar, pero teniendo la precaución de usar la mitad de la dosis indicada por el fabricante.

Cambio de maceta

Cada dos o tres años cambiaremos la planta de maceta y aprovecharemos a renovar el sustrato y limpiar las raíces, quitando las raíces muertas o deterioradas.

Brotes de Dendrobium www.orquideasencasa.com

Brotes de Dendrobium
www.orquideasencasa.com

Cuanto más pequeña sea la maceta, más contento estará nuestra planta. Las macetas más utilizadas son las cestas colgantes o las macetas altas y estrechas del tamaño justo de las raíces de la planta. Para evitar que la planta se caiga debido al peso de los largos troncos, conviene poner piedras pesadas en el fondo de la maceta o elegir un recipiente pesado.

El cambio de maceta se debe realizar siempre cuando la orquídea haya salido ya de su periodo de reposo. Una vez en su nueva maceta, colocaremos la planta a la sombra durante unas dos semanas sin regar y sin fertilizar.

Reproducción

La manera más sencilla de reproducir las orquídeas en casa es mediante sus keikis, que son pequeños brotes que se desarrollan desde el tronco de la planta madre y van creciendo hasta desarrollar raíces finas alrededor del tronco. Se pueden conseguir keikis regando la Dendrobium cuando está en su época de reposo.

Keikis de Dendrobium www.orquideasencasa.com

Keikis de Dendrobium
www.orquideasencasa.com

El keiki podrá separarse de la planta madre cuando las raíces midan unos tres centímetros, siempre con mucho cuidado de no dañar la planta o el keiki. Cuanto más grande sea el keiki y más fuertes sean las raíces, más probabilidades tiene nuestra pequeña planta de sobrevivir. Es mejor dejar el keiki con un pedazo de tronco que cortarlo por su base. No arrancaremos nunca los keikis, ya que podríamos dañar la planta madre o romper el hijuelo.

Pondremos nuestro keiki en una maceta pequeña y rellenaremos los espacios con sustrato. No regaremos hasta pasados al menos diez días.

Curiosidades

La medicina tradicional china utiliza los troncos de estas orquídeas como antipiréticos e inmuno-reguladores.

En Australia, los aborígenes utilizan las especies Dendrobium Canaliculatum y Dendrobium Speciosum como alimento.

En Japón, la Dendrobium Moniliforme se utilizan para decorar y perfumar los templos. Se dice que esta planta proporciona la longevidad al que la posee.

En Vietnam se realiza una poción tonificante a base de Dendrobium Crumenatum.

En el sudeste asiático utilizan la Dendrobium Pulchellum mezclado con el alimento de los perros para hacerlos más agresivos en la caza.

Especies más populares

Se han descrito 2688 Dendrobium, pero solo hay unas 1200 especies aceptadas y listadas en el “Anexo: Especies de Dendrobium”:

https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Especies_de_Dendrobium

Algunos ejemplos:

Dendrobium Amethystoglossum: originarias de Filipinas.  Su hábitat natural es muy húmedo. Crecen a 500-1000 metros de altitud. Florecen en invierno. Sus tallos tienen 80-90 cm de alto. No les gusta el exceso de luz.

Dendrobium Anosmum o Superbum: originarias de Tailandia, Nueva Guinea y Filipinas. Viven hasta los 1000m de altitud. Son de hoja caduca, necesitando un periodo de reposo invierno. Florecen principalmente en primavera. Sus troncos pueden medir entre 50cm y 1m. Tienen un agradable y dulce perfume.

Dendrobium Parishii: originarias de noreste de la India, Birmania y sudoeste de China. Viven en los bosques de arboles caducos donde no llueve de noviembre a febrero. Florece en primavera. Sus flores tienen un perfume dulce y agradable y son ideales para cestas colgantes. Necesita un ambiente cálido. Sus troncos miden unos 30cm. Son de hoja caduca.

Dendrobium Cuthbertsonii: es una planta miniatura originaria de Nueva Guinea. Los tallos miden 8cm como máximo. Crecen en altitudes impresionantes de hasta 3400m sobre ramas o sobre rocas, siempre en el musgo. Sus flores son muy pequeñas, de unos  3 a 5 cm. Florece en primavera-verano. Les gusta el ambiente fresco. Sus flores pueden durar hasta 8 meses.

Dendrobium Crenentum: originarias de Tailandia. Viven en los bosques bajos a menos de 1000m de altitud. Florecen principalmente en primavera, pero también en verano e invierno. Sus flores desprenden un agradable perfume y duran mas de un mes. Les gusta el calor. Sus troncos miden unos 30cm. Sus pseudobulbos están recubiertos de unos pelillos negros llamados “nigro hirsutes”.

 

Share

Cuidado de las orquídeas Phalaenopsis

Indice

Iluminación                       Multiplicación

Temperatura                     Poda

Humedad                          Sustrato

Riego                                 Macetas

El agua                              Trasplantado

Fertilizante                      Entutorado

 

Iluminación

En casa, el mejor sitio para poner nuestra planta es cerca de una ventana bien iluminada pero que no reciba la luz directa del sol. Si recibe el sol directo, conviene poner un visillo o cortina fina para suavizar la luz y protegerla del calor, que pueden producir quemaduras en el follaje.

Phalaenopsis www.orquideasencasa.com

Phalaenopsis
www.orquideasencasa.com

Si colocas tu planta a más de 1 metro de la ventana, lo más posible es que no tenga la  luz necesaria para realizar su fotosíntesis y asimilar los nutrientes. Si la planta recibe poca luz, sus hojas crecen de color verde muy oscuro, los racimos de flores serán pobres y las raíces escasas.

Si por el contrario observamos que las hojas tienen grandes manchas amarillas que se vuelven marrones, es una indicación clara que la planta está recibiendo demasiada luz. Una buena forma de disminuir la temperatura consiste en aumentar la ventilación, sin que haya corrientes de aire, por ejemplo, abriendo la ventana un poco, poniendo una cortina fina en la ventana para suavizar la luz, o separando la planta medio metro de la ventana durante las horas de más luz.

Phalaenopsis www.orquideasencasa.com

Phalaenopsis
www.orquideasencasa.com

La necesidad de luz de las Phalaenopsis oscila entre los 5000 – 9000 lux justo antes de la floración y los 10000 – 14000 lux durante la floración.

Si queremos poner varias clases de orquídeas junto a la Phalaenopsis para formar composiciones florales, las que podrían ir mejor son las Paphiopedilum ó Masdevallias ya que necesitan más o menos la misma cantidad de luz. Orquídeas como las Vanda, Catleya, Oncidium y Cymbidium necesitan mucha más luz que las Phalaenopsis por lo que no es recomendable mezclarlas.

 

Temperatura

Las Phalaenopsis se desarrollan mejor en climas cálidos y húmedos. En casa, la temperatura ideal diurna es de 24-28ºC y nocturna de unos 18-22ºC, con un importante nivel de humedad relativa. Pero las estas plantas son muy fuertes, y viven bien con temperaturas de entre 15ºC y 35ºC.

En climas tropicales, donde hace mucho calor, el nivel de humedad es también más elevado y eso hará que el calor sea más fácil de soportar por la planta. En los países fríos, como en el norte de Europa, esta orquídea puede desarrollarse bastante bien en casas con calefacción con temperatura diurnas de más de 20°C y nocturnas no inferiores a 15°C. Si la temperatura nocturna es inferior a 14 °C se podría producir la pérdida prematura de los botones florales.

Para conseguir una floración abundante, es aconsejable poner la planta en otoño durante dos o tres semanas en una parte más fresca de la casa, con temperaturas nocturnas de unos 15/16°C. Cuando la planta empieza a desarrollar las inflorescencias, pondremos la planta en un sitio más cálido.

 

Humedad

Uno de los factores más importantes en el buen desarrollo de nuestras orquídeas es el grado de humedad ambiental relativa. Las Phalaenopsis crecen mejor con valores del 50 % y 80%, de humedad, siendo la necesidad de humedad más alta cuando más calor haga. No obstante, hay que tener en cuenta que cuando la temperatura y la humedad son muy altas, el riesgo de enfermedades bacterianas y hongos se incrementan.

Phalaenopsis - hojas sanas

Phalaenopsis – hojas sanas
www.orquideasencasa.com

En las casas modernas, debido a la calefacción, el ambiente es cálido pero bastante seco por lo que deberemos vaporizar las raíces y las hojas con frecuencia. Procuraremos no vaporizar las flores y evitaremos que el agua se escurra por el centro de la planta, donde nacen las hojas, para evitar que se pudra. También podemos colocar recipientes con agua en los radiadores de toda la habitación para aumentar la humedad.

Phalaenopsis - hojas infectadas

Phalaenopsis – hojas infectadas
www.orquideasencasa.com

Otra buena forma de mantener alta la humedad es agrupar diversas plantas, creando un conjunto estético que además nos ayudará a conservar la humedad. También podemos llenar de agua recipientes en los que habremos puesto bolitas de arcilla o piedrecitas y que colocaremos entre las plantas.

 

Riego

Al contrario que las Catleya y otros géneros de orquídeas, las Phalaenopsis no tienen pseudobulbos que actúen como reserva de agua. Sin embargo, sus hojas y sus raíces aéreas tienen cierta capacidad para retener agua.

En circunstancias normales, bastará con regarlas abundantemente una vez por semana en invierno, aumentando la frecuencia en primavera y verano. La frecuencia debemos adaptarla a la temperatura y la humedad del ambiente. La clave es no regar hasta que el sustrato este prácticamente seco, pero sin que llegue a secarse completamente. Regaremos siempre por la mañana para permitir a las hojas secarse completamente antes de la llegada de la noche. Así evitaremos la manifestación de enfermedades.

Phalaenopsis - hojas podridas por exceso de riego

Phalaenopsis – hojas podridas por exceso de riego
www.orquideasencasa.com

Las raíces no deben quedar nunca encharcadas ya que se podrían pudrirse. Si ponemos un plato debajo del tiesto, podemos llenarlo con guijarros, bolas de arcilla, corchos de botellas de vino o tapones de plástico para evitar que el agua toque las raíces.

Cuando reguemos, hay que evitar mojar el centro de la planta donde nacen las hojas ya que podría pudrirse toda la planta. Por esta razón, si optamos por  regar la planta sumergiéndola unos minutos en un recipiente con agua, es importante que el agua no alcance nunca el nacimiento de las hojas. Si vaporizamos, evita que el agua gotee por las hojas hasta su nacimiento.

 

El agua

Phalaenopsis - hojas con residuos de cal del agua de riego

Phalaenopsis – hojas con residuos de cal
www.orquideasencasa.com

Si el agua del grifo es demasiado calcárea (dura), es mejor utilizar agua de lluvia en las zonas poco contaminadas o utilizar un agua mineral de baja mineralización o agua destilada. Si utilizamos agua del grifo, es aconsejable dejarla reposar al menos 24hs para que el cloro se evapore o utilizar cartuchos filtrantes. El agua debe estar siempre a temperatura ambiente, nunca ni muy fría ni caliente.

 

Fertilizante

El sustrato en el que habitualmente crecen las orquídeas es podre en nutrientes, por lo que debemos abonar regularmente.

Podemos utilizar un abono líquido especial para orquídeas una vez por semana en época de floración y cada 15 días cuando la planta esté en reposo. Es preferible utilizar dosis bajas de abono, a fin de evitar quemaduras en las raíces. Antes de abonar, es aconsejable mojar bien el sustrato con agua para evitar la concentración de sales.

Los especialistas aconsejan utilizar un abono de fórmula 30:10:10 (30 partes de Nitrógeno, 10 de Fósforo y 10 de Potasio) en primavera y uno de fórmula 10:30:20 en otoño. Durante el resto del año se puede utilizar un abono de fórmula 20:20:20.

 

Multiplicación

Es posible que la orquídea Phalaenopsis, en lugar de producir un racimo de flores en la vara, produzca un keiki en un nudo de la vara tras la floración. Keiki es un vocablo hawaiano que designa “bebé”. La palabra española equivalente sería “hijuelo” o “vástago”.

Phalaenopsis - keikis www.orquideasencasa.com

Phalaenopsis – keikis
www.orquideasencasa.com

Los keikis son como pequeñas plantitas formadas por pequeñas hojitas que crecen en las varas y producen raíces aéreas. Cuando la plantita tenga al menos tres hojas y algunas raíces, podremos cortar la vara floral unos 3 centímetros por debajo del keiki y unos 3 centímetros por encina. Plantaremos el keiki, incluyendo el pedazo de vara, en un tiesto independiente con un sustrato especial para orquídeas. La nueva orquídea será idéntica a la planta madre.

Una misma planta puede florecer dos o tres veces el año, pero donde hay muchos keikis no tendremos flores.

 

Poda

Cuando las flores se marchitan, en general se recomienda podar el tallo floral a unos dos centímetros por encima de las yemas latentes para estimular el crecimiento de nuevas varas. De la vara floral cortada podría brotar otra vara lateral que nos dará nuevas flores. De las yemas inferiores podrían brotar “Keikis”, unas pequeñas plantitas de dos o tres pequeñas hojas con raíces aéreas, que se pueden separar de la planta y plantar en un recipiente pequeño.

Phalaenopsis híbrida
www.orquideasencasa.com

Es preferible no cortar las varas de los modernos híbridos de flores pequeñas y cerosas como la Phalaenopsis violácea o la Phalaenopsis Amboinense ya que reflorecen constantemente de  las viejas inflorescencias.

 

Sustrato

Sustrato para Phalaenopsis
www.orquideasencasa.com

El mejor sustrato es el especial para orquídeas epífitas que podemos encontrar ya preparado en tiendas especializadas. Está compuesto de partículas gruesas, generalmente corteza de pino o fibras de coco que facilitan el drenaje del agua de riego, mezclado con partículas más finas como perlita, musgo y carbón vegetal que retienen el agua y los nutrientes.

En general, el sustrato necesita ser renovado cada dos o tres años ya que va perdiendo sus cualidades.

 

Macetas

Estas plantas son felices en recipientes pequeños, adaptados a su tamaño. No debemos utilizar macetas porosas de cerámica o barro cocido ya que acumulan las sales minerales.

Phalaenopsis en maceta transparente y plato con taponer

Las raíces de estas plantas son verdes por la clorofila que contienen. Con la ayuda del sol, son capaces de realizar la fotosíntesis, por lo que las macetas más convenientes son las transparentes o translucidas, que dejan pasar la luz solar. Las macetas opacas o los cubre tiestos no son apropiados para las Phalaenopsis ya que no dejan pasar la luz.

Las Phalaenopsis quedan también muy bien en un cesto colgante. Utilizaremos una mezcla especial para orquídeas para asentar la planta en el soporte y la pondremos en un sitio bien iluminado pero no expuesto a la luz directa del sol.

 

Trasplantado

Cada dos o tres años, siempre después de la floración, conviene trasplantar la orquídea.

Antes de trasplantar nuestra Phalaenopsis debemos mojar bien las raíces y el sustrato. Con esto conseguiremos que las raíces estén más flexibles y no se nos rompan.

Phalaenopsis – raíces aéreas
www.orquideasencasa.com

Sacaremos la planta de su tiesto con mucho cuidado de no dañar las raíces. Después, desinfectaremos unas tijeras bien afiladas con lejía, alcohol, o pasándola por una llama y cortaremos todas las raíces muertas, que son aquellas que se han vuelto de color marrón y aspecto seco. Si hay raíces podridas por el exceso de humedad, deberemos eliminarlas también, dejando sólo las raíces sanas y vigorosas.

Volveremos a plantar la Phalaenopsis en un tiesto adaptado a su tamaño y con un sustrato nuevo, especial para orquídeas. El sustrato viejo no se reutiliza nunca. No intentaremos cubrir las raíces aéreas por completo ya que es recomendable que estén en contacto con el aire.

Mientras la orquídea se recupera del trasplante, es recomendable protegerla del sol. No es conveniente regar la orquídea cuando esta recién trasplantada, esperaremos una semana antes de regar. Podemos pulverizar las raíces y las hojas si hace mucho calor y hay poca humedad. No abonaremos hasta pasado un mes.

 

 Entutorado

Phalaenopsis – varas florales con tutores
www.orquideasencasa.com

Las largas varas florales de las Phalaenopsis tienden a doblarse bajo el peso de sus flores por lo que es recomendable sujetarlas a uno o varios palos tutores. Hay varios sistemas para sujetar la vara al tutor pero los más frecuentes y económicos son las arandelas dobles de plástico o de goma y las pequeñas pinzas de dientes, como los de la foto que normalmente se utilizan para sujetar el cabello.

Share

El cuidado de tus orquídeas en casa

20 consejos básicos para el cuidado de tus orquídeas en casa:

  1. Compra plantas de calidad, sanas y fuertes
  2. Infórmate sobre tu orquídea en Internet
  3. Pon tus orquídeas en un zona bien iluminada
  4. No las expongas a la luz directa del sol
  5. Evita las corrientes de aire
  6. Riega las orquídeas generosamente y con regularidad
  7. No dejes que las raíces se encharquen
  8. Vaporiza regularmente
  9. Pon un poco de fertilizante especial para orquídeas cada 15 días
  10. Trasplanta las plantas cada dos años
  11. Poda las raíces secas
  12. Retira las hojas y flores marchitas
  13. Para la mayoría de orquídeas el mejor substrato es la mezcla de raíces de helecho, cortezas  o coco
  14. No reutilices nunca los substratos
  15. Revisa tus orquídeas cada semana para detectar posibles plagas o enfermedades
  16. Desinfecta tus herramientas de corte y tus macetas para evitar infecciones
  17. Desinféctate las manos o usa guantes desechables antes de manipular tus orquídeas
  18. Aísla las plantas infectadas
  19. Aplica insecticidas y fungicidas sólo cuando sea necesario
  20. Deja suficiente espacio entre tus plantas para evitar la transmisión de plagas y enfermedades

www.orquideasencasa.com

Share